La Virgen de la Alegría luce de nuevo su diadema

Tras el traslado de nuestros Titulares a nuestra sede de Regina Mundi, se procedió a desmontar la diadema de Nuestra Señora de la Alegría, con objeto de limpiarla y restaurarla, puesto que había perdido buena parte de su brillo original y algunas piezas debían ser revisadas, para afianzarlas al conjunto.

Pues bien, desde la pasada semana, nuestra Virgen disfruta ya nuevamente de su diadema, que vuelve a brillar sobre su cabeza en consonancia con el dorado del resto de su manto, como puede observarse en la imagen.